En las pasadas elecciones legislativas se presentaron varias polémicas, una de ellas fue protagonizada por la barranquillera que finalmente salió electa al Senado, Aída Merlano, quien descubierta con altas cantidades de dinero y armas en una de sus sedes políticas identificada como ‘Casa Blanca’.

La excandidata en estos momentos está enfrentando una investigación en la Corte Suprema de Justicia y el Consejo de Estado por varios delitos relacionados con la compra masiva de votos en la Costa colombiana en marzo del presente año.

Los magistrados desde la Corte ya llamaron a juicio a Merlano para que responda por los presuntos delitos de concierto para delinquir, ocultamiento y retención ilícita de cédula, corrupción al sufragante y porte de armas.

Por su parte el Consejo de Estado ya determinó que superó los topes de financiación gracias a unos documentos que encontraron en la susodicha sede, los cuales evidenciaban un gasto superior a los 6 mil millones de pesos, algo que le ocasionó la pérdida de investidura.

En consecuencia de este caso, la mujer se encuentra recluida en la cárcel del Buen Pastor de Bogotá desde el 19 de abril, algo que, según sus más allegados, le ha causado graves consecuencias en su bienestar.

Algunas personas que hacen parte del círculo social de Aída aseguraron en las últimas horas, de acuerdo a lo informado por el diario El Espectador, que le política intentó acabar con su vida desde el centro carcelario donde se encuentra; hasta el momento se desconocen las razones en específico y la manera en que intentó cometer el suicidio.

Aunque Cesar Castro, el jurista que interpuso la demanda de pérdida de investidura en contra de la excongresista, explica que el dictamen de Medicina Legal arrojó como resultados que la mujer posee sus facultades mentales en plenitud, esto lo contraría el abogado defensor Sanmartín, el cual manifiesta que en estos momento su cliente posee problemas psiquiátricos. Fuente consultada: ElEspectador.

Categories: Política