A pesar de las enemistades y la constante separación tanto ideológica como personal entre Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos, estos ahora tendrán que compartir por mucho tiempo un espacio juntos: el hall de los mandatarios, lugar donde reposan todas las pinturas de los expresidentes del país con continuidad cronológica, lo que hizo que inevitablemente, Uribe quedara junto a Santos.

El hall ubicado en la Casa de Nariño, ostenta retratos de los mandatarios desde Simón Bolívar hasta el más nuevo integrante, Juan Manuel Santos, el cual quedó justo al lado de su antiguo mentor.

Este conflicto entre ambos políticos radica en la supuesta “traición” que le hizo Santos al expresidente Vélez, quien se esmeró en hacerlo elegir como presidente después de trabajar con él como ministro de Defensa, y este optó por darle la espalda una vez posesionado. Desde entonces, ambos no se pueden ver ni en pintura –hasta ahora –.

Resultado irónico que tal vez nunca imaginaron, ahora sus dos retratos están a lado y lado, configurando una curiosa escena que nos recuerda lo dinámica que resulta la política nacional.

Foto Javier Barragán

Igualmente resalta el nuevo cuadro del retrato de Juan Manuel Santos con un diseño novedoso, que se distingue de los demás expresidentes, ya que no tiene el fondo tradicional tipo muro con el que se ha realizado el de todos, sino que al sucesor de Uribe le pintaron a sus espaldas un paisaje abierto, en el que se pueden ver las cordilleras del país con bastantes colores y un grandioso detalle en su elegante vestido, que sería un pin de la paloma de la paz, característica de su mandato en el que se lograron los acuerdos de paz con las Farc.

Este cuadro fue elaborado por Juan Cárdenas, un artista bogotano que tuvo el honor de retratar para la eternidad al expresidente más reciente del país.

Así entonces, Santos y Uribe, quienes aún se atacan el uno al otro generando controversias, como la más reciente con las afirmaciones por parte del líder del Centro Democrático en las que afirmaba que su sucesor le había enviado la agencia británica a espiarlo, y este le contestó que era absurdo pensar que él iba a enviar a “James Bond” a perseguirlo, ahora compartirán un espacio en la Casa de Nariño y estarán registrados para la posteridad como dos personajes similares. Fuente consultada: LaFm.

Categories: Política