Este lunes, la precandidata presidencial, Marta Lucía Ramírez, denunció que mientras llegaba a su casa ubicada en la Calera, Cundinamarca, la encontró toda en desorden y con lo que aparentemente sería un robo porque toda su ropa estaba regada por todas partes, además, los trabajadores de su hogar le confirmaron los hechos que al parecer sucedieron a las 7:30 noche.

La conservadora al enterarse de los hechos y ver lo que había sucedido en su casa, comenzó a criticar al gobierno de Santos a través de las redes sociales comentando que le habían retirado su esquema de seguridad hace más de un año y que por eso había sucedido lo que el día de ayer afectó a su vivienda.


También Ramírez comentó que habían sido 7 hombres fuertemente armados los que llegaron y entraron a la casa causándole graves lesiones por golpes recibidos a sus colaboradores que se encontraban en el lugar.

El director de la Unidad Nacional de Protección, Diego Mora, respondió los comentarios por los medios de comunicación de la precandidata presidencial de manera negativa, toda vez que la UNP no se encarga de cuidar los bienes, sino de proteger a las personas, y manifestó qué Marta Lucía sí tiene un esquema de seguridad conformado por un escolta y una camioneta, pero que están evaluando aumentar dicho esquema por el rol de candidata que tiene en estos momentos Ramírez.

Las denuncias las hace la exministra de defensa asegurando que los cargos públicos que ha ocupado, la hace merecedora de un esquema de seguridad más amplio para la protección propia y de su familia, el en el entendido que ha atacado a diferentes bandas criminales que pueden atentar en contra de su integridad personal.

Categories: Nación