Continúa la defensa del Transmilenio por parte de Peñalosa. El mandatario que casi idolatrando a su sistema masivo de transporte, lo pone por encima de cualquier alternativa sin importar las críticas y las constantes falencias en el mismo que han creado cuestionamientos en múltiples ocasiones al mandatario, ahora pretende cambiar el esquema de asientos que tienen los buses para implementar uno similar a los utilizados en los Metros en todo el mundo. La propuesta como era de esperarse, no fue bien recibida por los usuarios de redes sociales.

“TransMilenio es transporte masivo, que moviliza más pasajeros / hora / sentido que casi todos los metros. Por eso los nuevos buses tendrán las bancas a lo largo del bus, como los metros”, explicó Peñalosa en su cuenta de Twitter.

Ante esto, la oleada de críticas no se hizo esperar por parte de los usuarios que consideran que en lugar de reforzar el sistema tal y como está, se debe ofrecer mejorías en aspectos esenciales y buscar alternativas que permitan descongestionar el decadente sistema.

No obstante, el mandatario insistido comentó que implementando un modo de bancas similar al de los Metros en los nuevos buses del sistema, será una solución viable para ofrecer mayor comodidad y aprovechar mejor el espacio restante para que los pasajeros viajen con mayor facilidad.

“Con las bancas a lo largo del bus, contra las paredes, nuevos buses TransMilenio tendrán más espacio para que pasajeros se muevan a lo largo del bus a donde haya más espacio y lleguen más cómodamente a las puertas”, aseguró el alcalde.

La insistencia con reforzar el sistema por parte del mandatario ha sido altamente cuestionada. Mientras Peñalosa ha perseverado en que el transporte público no tiene modo de cambiarse porque es para lo que la tecnología alcanza, en Medellín ya han empezado a implementar un sistema de buses totalmente eléctricos, alejados de la contaminación del diésel.

Categories: Regiones