El exsicario del Cartel de Medellín, John Jairo Velásquez, alias ‘Popeye’, continúa con su delirio de figura pública aún desde la cárcel; este martes volvió a aparecer en sus redes sociales publicando una carta escrita a mano, firmada con la fecha de 23 de junio, en donde agradece a sus “guerreros y guerreras” por no dejarlo solo y se encomienda con tranquilidad a “Dios” porque sabe que no cometió un delito que no le preocupe.

“Yo cambie de vida y entrar a prisión por lo que entré no me preocupa, lo complicado es llegar por homicidio o un delito complicado”, escribe Popeye en la misiva para sus seguidores.

El reconocido uribista se expresó con bastante confianza con la justicia colombiana, y se muestra tranquilo con lo que podrá pasar, mencionando siempre a Dios y la fe que tiene en que todo le saldrá bien.

Informa además estar bien de salud y muy feliz; desarrollando hábitos y rutinas con el ejercicio, la lectura y escritura, lo que lo mantiene activo y con la “buena energía” que siente por parte sus seguidores, a los cuales agradece por no haberlo dejado solo durante estos momentos.

“Estoy tranquilo y firme. De la mano del buen Dios que se hará justicia en mi caso”, indica en su carta.

Jhon Jairo se muestra con mucha alegría de saber que aún hay gente que lo apoya y le manda sus buenos deseos, siendo igualmente reiterativo en que el motivo por el que está en la cárcel no es de mayor gravedad, sino que hay cosas peores –como los delitos que ya ha cometido durante su vida de la mano de Pablo Escobar y el Cartel de Medellín, tal vez –.

Concluye diciendo que sabe que esto no es fácil y su vida nunca lo ha sido, pero confía en los “ángeles que le envía Dios” y la fuerza de sus “guerreros y guerreras”, que le permitirán que los nuevos procesos que tiene en contra por presunta extorsión y amenazas en redes sociales, dictarán un sentido favorable para él.

Esta es la carta del exsicario: