Dentro de los procesos en relación a los escándalos de Odebrecht, varios involucrados dentro de altos cargos políticos se encuentran inmersos en investigaciones y procedimientos para definir su situación jurídica, tal es el caso del ex viceministro de Transporte Gabriel García Morales, que es el primer condenado en Colombia de la sonada polémica latinoamericana.

En relación a esto, el juez 31 Penal del Circuito de Conocimiento dictó sentencia de cinco años y dos meses de prisión y una multa de 89 salarios mínimos legales mensuales vigentes, lo que sería alrededor de $65 millones, que deberá pagar en un plazo no mayor a un año contados desde el día en que se legitima la sentencia condenatoria.

Gabriel García Morales, por dicha condena, quedará inhabilitado para ejercer funciones de cargos públicos durante 6 años, lo que no le permitirá regresar a su antiguo cargo, ni similares durante el lapso dictado.

Los delitos por los que fue condenado el ex viceministro son los de cohecho e interés indebido en celebración de contratos, cargos que fueron dictados por la fiscalía desde el inicio de la investigación, a causa de los 6,5 millones de dólares que recibió, como soborno para dar garantías a la multinacional brasileña de obtención de la licitación del tramo 2 de la Ruta del sol.

Con esto, García Morales se convierte en el primer funcionario público colombiano que resulta con una sentencia condenatoria en firme relacionada con las revelación de corrupción en contra de Odebrecht, por sus acciones a través del Departamento de Operaciones Estructurales de la multinacional, con la que recibió los dineros y se realizaban diferentes actos de corrupción, que involucraron varios casos de sobornos como garantías de otorgamiento de licitaciones sin los pactos de competencia legales.

Categories: Judicial