A menos de un mes de llevarse a cabo la posesión de la nueva fórmula presidencial de Iván Duque, junto a Marta Lucía Ramírez, esta ya fue demandada ante la Sección Quinta del Consejo de Estado para que se declare la nulidad de la misma, lo que podría generar que se eche para atrás la designación de los uribistas y se tenga que convocar nuevas elecciones, si prosperan las pretensiones.

El argumento principal de Camila Sierra Núñez, la demandante, es que existieron irregularidades en el trámite al no haber permitido que se inscribiera el Comité Promotor del Partido Integración Nacionalista Radical Internacional, vulnerando, según el escrito, los derechos electorales y afectando así el normal proceder de las elecciones.

De llegar a ser valorados como ciertos y con sustento los argumentos presentados por la demandante, el magistrado Alberto Yepes, a quien le correspondió la decisión, tendría que solicitar al Consejo Nacional Electoral que se convoquen nuevas elecciones, debido a la no procedencia de las concluidas el pasado 17 de junio por vicios e irregularidades.

La no inscripción del partido INRI presuntamente sería responsabilidad también del CNE, según argumenta la demanda, pues eran ellos los encargados de validar el proceso de inscripción para estos, lo que al final habría afectado el correcto proceder del ejercicio democrático colombiano.

No obstante, esta decisión no tiene un proceso célere como se creería, pues podría tardar aproximadamente un año en decidirse si las pretensiones de la demanda son adecuadas y si realmente se puede configurar una nulidad en el caso presente.

Hasta el momento seguirá en pie la elección de los uribistas, pero de llegar a fallarse a favor la demanda y otorgar el derecho aducido por Sierra Núñez, el CNE tendría que asumir una nueva responsabilidad en organización de nuevas elecciones.

Sobre esta noticia aún no se ha pronunciado ninguno de los candidatos que participaron en la contienda, ni el presidente electo o su fórmula vicepresidencial, lo que deja a la espera de la decisión de la magistratura hasta el tiempo que consideren necesario. Fuentes consultadas: Canal Uno y La W.