El presidente Juan Manuel Santos sancionó la ley 1911 de 2018, con la que se crea el sistema para mejorar la financiación sostenible de la educación superior para todos los colombianos, y agregó una cantidad de beneficios y facilidades para las personas que desean adquirir créditos con el Icetex y realizar sus estudios universitarios.

La ley le daría vida a la Contribución Solidaria a la Educación Superior, un programa que organiza y gestiona un fondo que reúne recursos tanto de los beneficiarios, como de aportantes para permitir la financiación de matriculas universitarias para los jóvenes del país y que estos mismos, una vez culminadas sus carreras, puedan colaborar con más jóvenes interesados.

Con esto se pretende mejorar el acceso a la educación mediante un sistema que permite a las personas completar sus estudios, para luego en su vida laboral aportar para que más personas obtengan los mismos beneficios que ellos, realizando contribuciones de sólo el 6% hasta un máximo del 19%.

En caso de aún no contar con ingresos por su vida laboral, ya sea por motivos personales o por continuidad de los estudios, no se exigirá el aporte para el fondo, sino hasta el momento en que tenga la capacidad o que el beneficiario fallezca.

Para este nuevo sistema de financiación para la educación superior se contará no solo con la participación de los estudiantes y las universidades, sino también con la vinculación de las entidades tanto territoriales como gubernamentales, y el sistema de Planilla Integrada de Aportes y Contribuciones, quienes tendrán el encargo de administrar y organizar los ingresos para las matriculas de beneficiarios.

La ley amplió las posibilidades para el acceso educativo, eliminando la limitación a sólo programas que contaran con educación de alta calidad, o las Instituciones de Educación Superior con esta misma característica, por lo que ahora permitiría la inscripción en cualquier programa oficial que tenga el reconocimiento del Ministerio de Educación Nacional o quien esté a cargo de la misma.

Además de todo, el nuevo sistema eliminó una serie de barreras que limitaban a quienes accedían a las becas, permitiendo así que haya mayor facilidad de ingreso y permanencia para la mayor parte del a población, eliminando las siguientes características:

  1. No hay cobro de interés
  2. No necesitan codeudor
  3. No se requiere estudios de financiación
  4. No capitaliza intereses
  5. No existen la mora ni los intereses de mora
  6. No hay proceso de cobranza
  7. No hay reportes en centrales de riesgo.
  8. Solo se realiza contribución cuando se esté percibiendo un ingreso.
  9. La contribución será de acuerdo con el nivel de ingreso

Este nuevo sistema ya ha sido implementado en más de 12 países a lo largo de 30 años con gran éxito, permitiendo así que tanto estudiantes, instituciones, entidades del gobierno y demás aporten para garantizar el derecho a la educación de quienes se les dificulta acceder a la misma, lo que podría representar un paso en la dirección indicada para la evolución educativa y cultural del país. Fuente consultada: LaFm.

Categories: Nación