El pasado martes el periodista de La Fm, Luis Carlos Vélez, encendió las alarmas entre sus seguidores de Twitter cuando aparentemente la cuenta oficial de la emisora habría sido bloqueada en la red social por aparentes denuncias, según él afirmaba.

Vélez inmediatamente explicó que la cuenta de Twitter de la radio se encontraba bloqueada, comenzaron las especulaciones sobre una posible denuncia hecha en contra por razones políticas, lo que llevaron al periodista a comenzar a insinuar que se trataría de algún sector de oposición el encargado de haber hecho que los bloquearan, razón por la que comenzó a exigir libertad de expresión y que no silenciaran a La FM.

El periodista, que es innegablemente opositor de la campaña de Petro, lo dejó entrever con algunas insinuaciones como lo es el hecho que tan pronto informó lo que había pasado con la cuenta en twitter, se decidió por darle retuit a un comentario de Gustavo Petro, acompañándolo solo con puntos suspensivos “…”

No bastando con esto, Luis Carlos retuiteó a varias cuentas evidentemente uribistas que insinuaban que el bloqueo se trataba de un ataque político de opositores, lo que reforzaba entre sus seguidores la idea que la suspensión de la cuenta de la Fm vendría de campañas como la de Gustavo Petro.

Tal fue la insistencia del periodista por hacer creer a sus seguidores que se trataba de un ataque político, que él mismo comenzó a sugerir que el bloqueo venía algún sector determinado, que por la tendencia política de Vélez, no podría tratase de otra más que la del exalcalde de Bogotá.

Luego del continuo y exagerado drama del periodista, la cuenta oficial de la emisora publicó un tuit aclarando que el bloqueo temporal se habría tratado de un reporte de la Boundesliga al parecer por un tema de derechos deportivos, motivo que llevó a Vélez a aclarar también la situación, agradeciendo el acompañamiento de los usuarios.

Los usuarios tomaron las declaraciones de Luis Carlos para atacar a Petro, el cual estaba inocente de la situación: